Empresa

Este vocablo guaraní que nos acompaña como nombre institucional, sintetiza la sabiduría y capacidad de nuestros artesanos, representando nuestro compromiso que es ofrecer los mejores productos en cuanto a la calidad de su materia prima y el sello artesanal de quien puso en cada objeto toda la sabiduría heredada de años, la cual pretendemos conservar.

Arandu surge como empresa familiar en el año 1987, de la necesidad que se veía en la capital federal de la presencia de una talabartería que acerque a la ciudad los mejores productos ligados a la actividad del campo y sus costumbres. Este producto, que no es sólo producto, sino sabiduría, historia, costumbre; y que se caracteriza por estar arraigado a las raíces de nuestra cultura, que ya cuenta con más de dos siglos de propia historia.

Siendo una marca que realza el producto nacional, nos vemos obligados, con orgullo, a transmitir a las generaciones venideras eso que, como país, nos ha hecho grandes. Con materiales 100% nacionales, como cuero de búfalo, carpincho y vacuno, las más finas lanas de oveja y llama, el metal blanco, la plata, la alpaca y el oro, piedras, maderas, entre otros.

El concepto de nuestra marca es el trabajo artesanal, ese que es realizado con las propias manos y que cuenta con la particularidad de ser único. En indumentaria, calzado, platería, recados, monturas y en los más de 11.000 artículos distintos que usted puede encontrar en nuestros locales, se intenta expresar ese patrimonio que con palabras intentamos explicar.

Aquí usted podrá encontrar un catálogo que resume lo que día a día nos apasiona y nos impulsa a seguir trabajando.

Misión

Mantener y promover nuestros usos y costumbres tradicionales, que junto al arte y el campo, forman parte del patrimonio cultural que nos identifica.

Visión

Afianzar nuestra marca en el tiempo, para que Arandú sea reconocida como la mayor talabartería del país, como así también el mayor referente cultural de la Argentina rural.

Calidad

La calidad con la que trabajamos es, de principio a fin, un compromiso que tenemos con lo que hacemos. Desde la selección de las materias primas hasta la confección final de todos los productos que ofrecemos, usted podrá ver que hay en ellos los más altos niveles de calidad y el máximo cuidado en el diseño y terminación. Compartimos con nuestros clientes las mismas exigencias, para que nuestros productos garanticen la mayor duración en el tiempo y que su uso satisfaga las necesidades para las cuales fue adquirido. El trabajo manual es la fuente principal de nuestros productos, siendo la perfección de este el atributo más importante. Las manos, de nuestros artesanos, sintetizan esa pasión con la que trabajamos.