El mate: símbolo argentino

Junto con el asado, el mate es probablemente el símbolo más representativo de la cultura y tradición argentina. Su historia se remonta a la época precolombina, y a la fecha sigue ganando nuevos adeptos día a día.  Solos, en familia o con amigos, el mate nunca falta.

¿De dónde proviene?

El mate deriva de los guaraníes, nativos de gran parte de la Argentina. Es sus tiempos las hojas de la yerba se utilizaban para preparar el mate y como moneda para realizar trueques. Era muy normal que masticaran las hojas para que les dieran fuerzas en trabajos físicos o en largas caminatas que realizaban

La palabra mate, proviene del guaraní. Ellos mismos lo llamaban “CAA-MATE”. “Caa” en el idioma guaraní significa planta o hierba. Mientras que “Mate” deriva de la palabra quiche “mati” que significa calabaza, donde se suele tomar el mismo.

Cuenta la leyenda, que dos diosas llamadas Yaci y Araí, quienes contemplaban la tierra, pidieron a los dioses bajar para venerarla más de cerca. Una vez ahí fueron salvadas de un yaguareté por un cazador. Como muestra de su gratitud, las diosas le regalaron la planta de la yerba. Y en un sueño del joven salvador le indicaron como preparar la infusión. Es así, como el mate es símbolo de nuestra cultura y de unión entre los argentinos.

Tipos de mate

Mate de Calabaza

Es el más clásico y conocido. Para curarlo, le sacas las semillas y pulpa del porongo (calabaza) y después lo dejas secar manteniendo la forma original. Una vez listo esto ya se puede usar. Los podes encontrar tallados y forrados con cuero. Si estás apurado y no tenés tiempo también podes tomarlo sin curar.

Mate de Guampa o Asta

Esta hecho con cuernos de diversos animales. En general, los podés encontrar de vaca o toro. Es originario de los gauchos y arrieros.

Mate de Madera

Tenes de algarrobo, quebracho y palo santo. Se los puede encontrar teñidos de varios colores e incluso torneados.

Mate de Bambú

Hechos con la caña de bambú, se los pule, barniza y cura para que no se te quiebre con agua caliente.

¿Dulce o amargo?

El mate más tradicional es el amargo, se prepara agregando la yerba y agua caliente.

Después tenés el dulce, que es considerado el mate falso por muchos tradicionalistas: se le agrega en cada cebada algo dulce: generalmente azúcar, pero puede ser también edulcorante o miel. Lo que guste más.

Los beneficios del mate

El mate está lleno de cosas que nos hacen bien. Por ejemplo, tiene bastantes antioxidantes que le sirven a la piel. También, podes encontrar que la yerba tiene alto contenido de vitamina B. Contiene xatinas (como la cafeína) que ayuda a estimular el cerebro y despertarnos (por lo que el mate es el desayuno favorito de muchos argentinos) y ayuda a quitar el colesterol malo con un consumo diario.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *